Los lápices que escriben mi historia

Aunque mi físico e historia familiar no denoten nada al respecto, siempre fui una chica muy inquieta, curiosa y preguntona. A pesar de los no, siempre me empeñaba en los sí… Y por eso es que mi madre hasta el día de hoy me dice que siempre hice lo que quise… Yo creo que siempre fui lo que quise. Por eso que escribo estas líneas, porque esta fecha, este 16 de septiembre es una parte de lo que soy.

Cuando apenas tenía 12 años y me preparaba para ingresar a una escuela secundaria privada tuve la oportunidad, gracias a mis viejos que me lo permitieron, (de lo contrario, como dije antes, lo hubiera hecho igual) de ver la película La Noche de los Lápices. Como cualquier niño de esa edad el trauma de las imágenes me duró mucho más que las dos horas de cine, aunque en ese momento no podía comprender muy bien de que se trataba. Me asusté como hasta ahora me asustan las películas de suspenso.

Con el correr del tiempo, y con esas imágenes rondando en mi cabeza, empecé a escuchar un poco más sobre el tema de “los desaparecidos”. Me gustaba mucho la lectura, mucho más que ahora, así que traté de meterme en esa parte de la historia. Mientras tanto, cursé, sufrí y terminé el secundario sin que nada se dijera de aquellos años.

Entrada la adolescencia, casi saliendo digamos, y cursando en el Profesorado participé de una charla que dieron las Madres de Plaza de Mayo, más precisamente, Hebe y Shocklender (quién diría no?) organizada entre otros por mi actual marido (quién diría no?) y después de eso volví a ver la película. Hasta el día de hoy me genera lo mismo, miedo. Sólo que ahora comprendo que no era tan cruel como la realidad.

Con el tiempo me fui de la iglesia, cambié varias veces de carrera, me hice peronista y militante, denuncié a varios patrones que pretendieron explotarme, me metí en barrios, en comedores y con gente pobre y marginada. Yo quería ser como ellos, como los chicos de La Noche de los Lápices, de la misma forma que alguna vez quise ser Josephine de Mujercitas. Y conocí a alguien muy parecido a mí, aunque muy distinto en todo, que me sirvió de guía y de compañero en ese camino.

Aquellas imágenes, las vistas y las imaginadas, aún rondan mi cabeza y aún forman parte de mi historia. Fueron esos adolescentes, los de ficción y los de verdad, su lucha, sus reclamos y las torturas a que fueron sometidos los que me abrieron camino en la historia, seguramente no en la que escribieron mis padres para mí. Y es que cuando uno se topa con tremendas escenas y con semejante historia de este país no puede ya mirar para otro lado, tampoco puede mirar si no es a través de sus cristales.

Hoy, este 16 de septiembre de 2013 me encuentra mucho más grande y distinta de aquel entonces, pero con la misma memoria aguda que hace que nada para mí sea parte completamente del pasado. Con un juicio local en marcha y con varios genocidas presos, hoy la historia es muy distinta, aunque el pasado no se pueda cambiar.

Y esto es parte de lo que soy, alguien a quién las cosas más tremendas la cambian para siempre, porque no se puede volver atrás, pero no se puede evitar paralizarse…. O sí… pero no yo.  Y siendo madre, esposa, hija y militante trato de seguir marchando mirando para atrás, lo que me hace tropezar a cada rato… pero eso es lo que soy. Seguramente mi paso por esta vida pasará desapercibido, porque hoy a mis 34 años estoy muy lejos de ser como aquellos adolescentes… o como Josephine March.

Anuncios

Acerca de Remalamadre

Mamá de dos
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Los lápices que escriben mi historia

  1. Me encanto la imagen de caminar mirando para atras y tropezar…me encanto el relato y tu mirada tan clara de vos misma…Beso!

  2. matildas dijo:

    no, claro.

    en la primera alusión a Jo me emcoioné. es decir, frené xq me embargó un sentimiento de conexión, de algo compartido.
    redondeando con el final.
    bella!

    soy 6 años más grande. el miedo lo sentía. estaba. de preadolescente lo racionalicé. y siempre fui una hincha pelotas
    nada. eso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s