Machismo con fuerza de ley

Hoy @angulita en su post “Calamity Kate Winslet” habla de la maternidad de la famosa actriz con tres niños de tres diferentes padres. Y me hizo acordar a un debate que hubo un tiempo atrás acerca del cambio en los apellidos…pero no ese de ponerle el apellido de la madre tb sino de cambiar obligatoriamente a que el primer nombre sea de la madre. Recuerdo debates argumentando que así, los que fueran hijos de distinto padre, como en el caso de Kate, tendrían el mismo apellido: el materno. 

Recordé eso y me surgió la inquietud. Porque en ese momento a mi me parecía un cambio importantísimo, pero ese argumento echa toda conquista por tierra. Cambiar el apellido sólo para que no se note la supuesta promiscuidad de una mujer, no nos hace una sociedad de avanzada…mucho menos matriarcal. Contrariamente, se hace hincapié en las diferencias, las intolerancias y la necesidad social continua de buscar normalizar las diversas situaciones que se dan en la vida real.

Porque qué son las leyes sino una necesidad de homogeneizar la cultura, la forma de vida?

La Ley de Nombre, 18.248, que nos rige en Argentina dice en su artículo 4: “Los hijos matrimoniales llevarán el primer apellido del padre. A pedido de los progenitores podrá inscribirse el apellido compuesto del padre o agregarse el de la madre. Si el interesado deseara llevar el apellido compuesto del padre o el materno, podrá solicitarlo ante el Registro del Estado Civil desde los dieciocho años.

Una vez adicionado, el apellido no podrá suprimirse”, y en su artículo 5: “El hijo extra matrimonial reconocido por uno solo de sus progenitores adquiere su apellido. Si es reconocido por ambos, sea simultánea o sucesivamente, adquiere el apellido del padre. Podrá agregarse el de la madre, en la forma dispuesta en el artículo anterior. Sin embargo, si el reconocimiento del padre fuese posterior al de la madre, podrá, con autorización judicial, mantenerse el apellido materno cuando el hijo fuese públicamente conocido por éste. El hijo estará facultado también, con autorización judicial, para hacer la opción dentro de los dos años de haber cumplido los dieciocho años, de su emancipación o del reconocimiento paterno, si fuese posterior. Si la madre fuese viuda, el hijo llevará su apellido de soltera”.

Esta ley de esta forma, lo que hace es exponer abiertamente la situación sentimental de ambos: padre y madre…y condicionar al niño a partir de ello.

Hoy, una pareja, logró que el Registro Civil Bonaerense le aceptara la posibilidad de inscribir a su hijo Manuel primero con el apellido de la madre y luego con el del padre (ver nota) pero el argumento bajo el cual lo lograron como un simple trámite administrativo es, por lo menos, para pensar: “Con la sanción de la Ley del Matrimonio Igualitario, se modificó el artículo 4 para incluir a parejas de padres o madres del mismo sexo, para las que el orden es optativo. De ese modo, los progenitores homosexuales pueden inscribir a sus hijos con cualquiera de sus apellidos o los dos, optando por el orden. Y si no hay acuerdo, los mismos se deben ordenar alfabéticamente”. Es decir que estos padres basaron su argumento en una ley utilizada para el Matrimonio Igualitario dónde libremente puede elegirse que apellido poner primero…y la igualdad??

Lo que aplaudo de esta pareja es que no dejaron sus inquietudes, creencias y decisiones en una charla progre de cafetería, sino que llevaron la pelea hasta las últimas consecuencias y así sentaron precedente, cosa importante en las cuestiones judiciales.

Cuando hablamos de género, de igualdad, de derechos, no pensamos en cambiar una sociedad patriarcal en matriarcal, pero si dar un marco judicial a las inquietudes y desigualdades que van surgiendo. Claro que las decisiones siempre simbolizan algo, pero si nos quedamos en lo simbólico, sin llegar hasta el fondo de la cuestión, los hijos tendrán el apellido de su madre…muerta a manos de su padre…o no. Pero si no cambian las condiciones reales de existencia, lo simbólico queda como anécdota.

En el anteproyecto para la modificación del código civil, se plantea la libre elección de los apellidos y su orden, la eliminación del “de” para la mujer casada… Pero creo que la profundidad del debate nos lleva siempre al mismo punto: las apariencias. Que todos los hijos tengan el mismo apellido para que no haya confusiones no es algo que yo invente. Esta nota de Página 12 lo demuestra: “El anteproyecto dice, además, que todos los hijos de un mismo matrimonio DEBEN LLEVAR el mismo apellido que el primogénito; lo que EVITA que haya DIFERENCIAS DE APELLIDO incluso entre hermanos de padre y madre, como pasa en países como Brasil”

Cuál será el problema para los niños que llevan diferentes apellidos? Tan difícil es explicarles las relaciones amorosas de los padres? las familias ensambladas? Las decisiones de separaciones, divorcios y vuelta a empezar? Tan difícil es decirles que los amamos a pesar de todo, que nacieron de la misma madre, que hizo la misma fuerza para ambos partos, que les dió la teta, que los cuidó? Tan difícil es hacernos cargo como sociedad que para arreglar una ley hacemos cagadas con otra? 

Seguramente este post hace agua en muchas cosas, por eso los enlaces, porque yo hablo desde las tripas, desde el corazón y desde la desigualdad que veo día a día con mujeres violentadas tanto física, verbal, psicológica, simbólica y económicamente. Y no creo que cambiarle el nombre a las cosas provoque un cambio en nuestra vida cotidiana. Simplemente es dar discusiones de avanzada en sociedades que mucho les falta por hacer. 

Anuncios

Acerca de Remalamadre

Mamá de dos
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Machismo con fuerza de ley

  1. igualdad es crecer en el trato como iguales es tener igualdad de oportunidades es que no nos maten por ser mujeres. avanti las luchas simbólicas, pero que chiquitas quedan cuando el mundo es la cara de ángeles rawson, no?

  2. Inez Diseña dijo:

    El orden no altera el producto, así de simple me parece a mí y siento que hay un montón de luchas más importantes que ésta…

  3. Mona Lisa dijo:

    Tal cual Meli! Hay tantas cosas concretas que necesitamos para vivir mejor en materia de género, que a veces estas cosas se vuelven pelotudeces.

  4. Mona Lisa dijo:

    Quedan chiquitas con la cara de Ángeles y con la de cada mujer que la tiene que pelear por sus hijos, abandonando al tipo que la oprime y con el que alguna vez soñó una familia. Qué chiquitas quedan!!

  5. Mona Lisa dijo:

    Como digo en el post. El que quiera que lo haga, pero yo no lo veo como una conquista…sino como una distracción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s