La vez que me casé

Si en algo conincidíamos con Pablo, como pareja, era en vivir experiencias. Pero él quería saber cómo era vivir toda su vida sin casarse ni tener hijos. Y para mí la experiencia era todo lo contrario. Bueno, viéndolo actualmente, diría que gané yo.
Yo era (soy) bastante hinchapelotas con el tema del casorio. Claro, era la encargada de realizar todo tipo de trámites. Y por nuestra inconstancia laboral, tuvimos que cargar varias veces con la búsqueda de testigos, juez de paz y turnos para el certificado de convivencia. Yo trabajaba y lo ponía a él en mi mutual y viceversa.
Así que no fue una declaración de amor con pedido de mano como soñábamos alguna vez, fue en el colectivo. Viendo la constante información de casamientos de famosos en secreto, ese día le dije: “y si nos casamos, nos ahorramos para siempre el temita de los testigos y el certificado. Yo hago todos los trámites, vos sólo vas y das el sí. Lo hacemos en secreto”. “Bueno dale” me respondió. Y nos caímos todos de orto!!

El turno se dio para tres meses después. El 26 de febrero. Yo quería una fecha cercana a alguna otra. El 23 cumplíamos años de mudanza/convivencia. Así que quedó ese viernes. Me maté buscando todos los papeles, mintiendo para que nadie sepa de que se trataban los trámites, y haciendo hincapié en el temita del secreto con los padrinos.
Todo preparado, el primo de Pablo era el padrino, mi mejor amiga la madrina (pero no sabía si le iban a dar permiso en el trabajo ese día) y otro amigo nuestro el tercer testigo, comodín. Lucio era invitado para sacar fotos y Lucas, amigo en común, el único invitado extra. Lucio no fue porque no estaba de acuerdo con que no invitáramos a nuestros padres. Fuck!!
Los días previos hubo vida normal, reuniones familiares y encuentro con amigos, siempre manteniendo el secreto. Creo que hasta tratamos de olvidarlo para que no se nos escape. Y llegó la semana, no pasó nada. Llegó el miércoles, no pasó nada. Llegó el jueves 25 de febrero y Pablo no cobró. Lo pasaron para el otro día.
El viernes 26 de febrero, teníamos turno en el Registro Civil a las 11 de la mañana. Pablo se levantó temprano y se fue a cobrar. Cobró. Volvió como a las nueve a casa y arreglamos un poco porque después nos iríamos para allá con los poquitos invitados. Y nos fuimos a comprar ropa a un negocio del barrio.
Eran las 10 de la mañana. La mina nunca más se olvidó de nosotros. Yo tenía una bermuda blanca y se me había metido que quería casarme de blanco pero así: bermuda y remera. La mina me pregunta: “remera blanca como para qué? Para salir?” “Cómo para casarme a las 11”le dije. Y la mina tb se cayó de orto!

Compramos rápido, volvimos a casa, nos cambiamos y salimos. Nadie sabía adónde íbamos obvio. Vino el testigo-vecino y nos fuimos en remis. Allá nos encontramos con la madrina, el otro padrino, Lucas (que hace su relato del asunto en estepost), Y… Lucas no sabía que era secreto. Decía que no le dijimos. Invitó a su hermano Joaquín que se empilchó como para el levante pensando que iba a estar lleno de minas amigas mías; José Cáceres (en ese momento Diputado Provincial) y David, su sobrino. Y nos seguimos cayendo de orto!

Después nos íbamos a enterar que José dudaba de ir porque mi tío es del partido contrario y no quería incomodar!!
Y nos tocó el turno. Nos casamos. Nos llevamos la libreta y las últimas palabras de la jueza: “A partir de ahora vos (me miró) tenés derechos y vos (miró a Pablo) obligaciones”.
No hubo arroz. Sí fotos. Y uno que otro reproche de amigos que decían enterarse en ese momento que era secreto. Volviendo para casa, paramos en Promo Fiesta a comprar esos combos de hamburguesas con pan y aderezos; mi amiga me llevó en la moto al super a comprar bebida. Y festejamos ahí, entre amigos, en secreto, en privado.
La madrina volvió al trabajo, los otros nos quedamos, chupando, bailando el vals, comiendo y muchos etcéteras. Como a las seis de la tarde, después de tantas idas y vueltas de sí y no decidimos ir a contarles a mis viejos. Los invitados siguieron la joda en casa.
En casa de mis viejos les dijimos “tenemos que contarles algo” y le dimos la libreta. Y se cayeron de orto! Mi vieja en algún momento, tiempo después, me dijo que era la vez que más la había sorprendido. La llamó a mi hermana mayor que recién se había ido y le dijo que yo tenía algo para contarles. Le dije que no estaba embarazada, que viniera. Pero como hacía tres años que estábamos buscando bebé, no me creyó, y cayó con un par de escarpines y una batita. Ese día quedó la promesa de que cuando quedara embarazada me haría el regalo de casamiento.
Cuatro meses después, se vino el secarropas.
Anuncios

Acerca de Remalamadre

Mamá de dos
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a La vez que me casé

  1. Que lindo pero que lindo!!! Me mato el de traje preparado para el levante!

  2. Anonymous dijo:

    ese soy yo. una especie demafaldafelipito

  3. Inez Diseña dijo:

    Muy buena la historia, me encantó! es lo que yo quiero hacer, pero él insiste en que no, que no dá, que van a decir tus viejos, mis viejos, blablabla! si el compromiso lo establecés vos con él y el con vos, para que tanta historia?Te aplaudo de pie y me saco el sombrero! te quiero! te admiro! besos!

  4. Parafraseándote, me acabo de caer de orto 😉

  5. Parafraseándote, me acabo de caer de orto 😉

  6. Mona Lisa dijo:

    mmmm…quién serás??

  7. Mona Lisa dijo:

    Yo tb te quiero loquita! A mi me llevó siete años convencerlo…paciencia!

  8. Mona Lisa dijo:

    Me encantaría verte caída de orto con glamour!

  9. Mona Lisa dijo:

    Barrilete cósmico…too much!

  10. Llegué acá por casualidad y me voy feliz de saber que no soy la única loca que se casa para evitar papeles y no le avisa a nadie. Mi viejo todavía piensa que sí, lo voy a manar a leer esto!

  11. angie dijo:

    Jajajajajajajajajajaja y yo que pensaba estaba loca! Veo que me ganas! Jajajajajajajajaja Eso es amor sin duda y así como a mi me gusta! Sin iimportar que ni cómo sino con quién! Mi idola d aqui para los restos! Y siiiiiii yo también me cai de orto! JAJAJAJAJA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s