Del embarazo…o cuando me reventé la cabeza contra la pared!!


3 años…siiii, tres años teniendo relaciones arriba, abajo, adentro y afuera. Con amor, con calentura y sin ninguna de las dos. Días contados, dedos engrudados, pastillas…de toooodooo lo que se imaginen para quedar embarazada. Ríanse, pero hacía la vertical, trataba de no ir enseguida al baño…y nada. Tenía endometriosis. Nunca supe bien de que se trataba pero la genia de la ginecóloga me dijo “la endometriosis es la peor causa de infertilidad en las mujeres, y sólo se cura quedando embarazada” whaaattt??? Me están jodiendo??? Era la única mina que para embarazarse tomaba pastillas anticonceptivas. Y hasta me tuve que hacer un estudio que se llamaba “histerosalpingografía”, te metían un líquido de contraste por ahí…y mientras, me iba retorciendo de dolor de ovarios como nunca antes…estaba todo bien, no había obstrucción. Después de ese estudio te viene por tres días….horror!!
 

Cuando la última ecografía, después de poco más de dos años dio absolutamente normal, empezaron los nervios en serio. Nada de pastillas, nada de estudios, sólo nosotros dos: arriba, abajo, adentro, afuera…y nada! Nada un mes, nada dos meses, nada un año. Hasta que me cansé y le dije con mi tanismoferro a marido: y no serás vos? Porqué a vos no te mandan nada?? Ni remedios, ni análisis!! Hacete un espermograma. Y se lo hice hacer, y se lo hizo. Yo quería que el pase por algo, #marido también tenía que sufrir un poco. Y llegaron los resultados. Nunca llegamos a llevarlos a la doctora…pasó una semana de atraso y el test dio positivo.

Los primeros días fueron intensos. Me fui a la ginecóloga del centro de salud porque tenía como dolor de ovarios…me mandó reposo por una semana y buscapina. Dijo que eran contracciones. Al segundo día en la cama la llamé a mi ginecóloga y me dijo “te vas a atender con ella o conmigo? Esas molestias son normales, dejá de tomar eso y levantate de la cama que no estás enferma”. Y así empezó oficialmente mi embarazo.

Los primeros tres meses fueron la gloria, el sueño cumplido, la felicidad. Hasta que un sábado se descompuso mi suegro, entró en terapia intensiva en coma y empezó el baile.

Yo, que soy muy yegua pero muy culposa, le dije a #marido que nos quedemos esa noche con la madre, y esa noche fueron muchas….Nos enteramos que mi suegra tenía principio de alzheimer, la internación en terapia duró una semana, hasta que mi suegro falleció. Nunca salió del coma. Y yo las únicas náuseas y vómitos los tuve en el hospital.

Los meses venideros los recuerdo agridulces: nos seguimos quedando ahí porque no había solución y en mi piecito que calza 34 crecía intensamente un callo que cada vez me dejaba caminar menos.

Yo, justamente yo, la que no acepto que me digan nada, o sí…acepto escuchar para hacer exactamente lo contrario, me tuve que bancar que me manden a comer, a dormir, a hacer reposo…que no vaya en cole, que no camine tanto, que no viva tanto!!

Yo, que nunca en mi vida había vivido en una casa con escaleras, tuve que subir y bajar con callo de más, con panza y culo de más, todos los santos días del orto para subir a lo de mi suegra. Además de que marido trabajaba todo el día y yo convivía con suegra y cuñada.

Yo, yo, yo…lo digo ahora porque en un momento no existí. Yo, me di el gusto, el lujo y las ganas de cagarlos a todos teniendo por antojo: cerveza y papas fritas lays. Me volví a mi casa y lo dejé a marido con su vieja. A veces lo presionaba yo, a veces lo presionaba ella. Pero ella siempre ganaba…se suponía que yo no estaba enferma y ella sí! Aclaro por las dudas: que el perdón de eso llegó hace rato. Uno hace lo que puede.

A los seis meses de embarazo cuando ya la panza se llamaba Milo, empecé a tener presión alta y azúcar, diabetes gestacional. Mi vida yo. Y me preguntaba que si había tenido tres años para que me pasara todo eso, porqué la vida se ensañaba con agrupar todo junto en sólo nueve meses?? Nueve meses…pobre ilusa!

Así que tuve un lindo aparatito que las mersas de la mutual te prestan y me pinchaba los deditos todos los días. Comía sin sal…comía…bueno, hacia como que!

A los siete meses me llegó la operación del callo, cuando ya me deshidrataba de tanto llorar de dolor. Dos semanitas más de recuperación y me armé un viaje a Buenos Aires de una semana…a visitar a mi hermano y a comprar ropa al baby. Si hubiera andado desnuda por calle Corrientes nadie se abría dado cuenta…las piernas tenían un efecto pantalón oxford color piel… caminaba dos cuadras y me inflaba como el muñequito de Michelín!! Y me la banqué!. Volví y me fui a la casa de una amiga que me hizo hermosamente el molde de la panza con yeso…el mejor recuerdo que guardo de ese momento! Y me seguí pinchando y me seguí cuidando.

La última semana, sin que yo supiera que era la última, aumenté tres kilos todos juntos sólo de líquido y aunque ahora me quejo en ese momento lo pensaba: quiero que me saquen ya a este gurí.

No se que dirán todos del embarazo…yo lo único que se es que nunca me sentí tan enferma como esos ocho meses…sí…OCHO…la puta que lo parió!!

Anuncios

Acerca de Remalamadre

Mamá de dos
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Del embarazo…o cuando me reventé la cabeza contra la pared!!

  1. ay verooooo, que historia mamucha! que lindo que esta Milo para hacer que todo pese un poco menos, no? Beso

  2. Mona Lisa dijo:

    Está bueno escribirlo ahora que todo pesa menos como vos decís…el humor es tragedia más tiempo dicen…besotes Mamma…felíz mes!!

  3. Chivi dijo:

    Mi suegra se la pasa repitiendo que estoy teniendo un embarazo fenomenal, y yo a veces quiero tirarle con algo por la cabeza por los dolores de espalda, y demás boludeces que a veces me joden. Pero otras veces, leo embarazos como el tuyo, y le doy la razón, que fortaleza mija, toda una guerrera!!

  4. Mona Lisa dijo:

    Gracias Chivi! Pero esa fortaleza una la saca de dónde no sabe y creo que nunca lo voy a descubrir… A veces te toca vivir cosas heavys y de alguna forma las pasas… Gracias por comentar y disfrutá mucho de lo que te queda de panza!!

  5. Yo me la pasé puteando. No tuve ninguna situación extra embarazo, pero vomité durante 5 meses. Después tuve cólicos renales y la ginecóloga no me creía. Aullaba del dolor, íbamos a la guardia y me preguntaban si eran contracciones. Y yo que iba a saber, si nunca había tenido? Ahí cambié de ginecóloga, por supuesto, lo cuál me generó mucha angustia porque era cambiar de caballo a mitad del río. A la hija de puta que dijo que es el mejor estado, todavía la estoy buscando para MOLERLA A PALOS

  6. vos abrís la boca y mi tirás la punta del ovillo de una nueva historia. QUE ME PARTA UN RAYO QUE TENÉS UN MOLDE DE YESO DE TU PANZA DE EMBARAZADA.

  7. Por suerte vengo bien en cuanto a molestias que no sean las propias del embarazo. Igual, podrían haber avisado que el embarazo es de lo más incómodo, no? Digo, para prepararme mentalmente, al menos. Qué fortaleza tu historia, nena! Una campeona. Beso!

  8. Mona Lisa dijo:

    Avisame si la encontrás…la molemos entre las dos!!

  9. Mona Lisa dijo:

    No te partió todavía??

  10. Mona Lisa dijo:

    totalmente!! podrían habernos avisado!! Besotes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s